La lucha global contra Cargill

in

[img_assist|nid=160|title=Silo Cargill en Alto Paraná|desc=|link=node|align=left|width=150|height=113]Resumen de la exposición de Andrea Samulon en la conferencia “La lucha global contra Cargill: Experiencias de Estados Unidos, Brasil y Paraguay”

Resumen de la exposición de Andrea Samulon en la conferencia “La lucha global contra Cargill: Experiencias de Estados Unidos, Brasil y Paraguay”.Central Nacional de Trabajadores Piribebuy y Hernandarias. 4/03/08. Conferencia organizada por Base Investigaciones Sociales. Convocada por la Mesa de Trabajo de Agronegocios de la Iniciativa de Integración de los Pueblos/ Capitulo Paraguay de la Alianza Social Continental.

Me llamo Andrea Samulon, y trabajo en Rainforest Action Network (Red de Acción por los Bosques)www.ran.org con sede en San Francisco, California (EE UU). Rainforest Action Network (RAN, por su acrónimo en inglés) trabaja para proteger los bosques de la Tierra y otros ecosistemas importantes y apoya los derechos humanos de los habitantes con educación, y organizando a pobladores autóctonos para emprender acciones directas sin violencia.

RAN cumple con esta misión realizando campañas dinámicas y de gran impacto que ayudan a que las políticas empresariales y del gobierno estén acordes con el sentir popular en pro de la conservación del medio ambiente y respeto a los derechos humanos. RAN trabaja en conjunto con grupos ambientalistas y de derechos humanos alrededor del mundo, incluyendo comunidades indígenas, organizaciones campesinas y organizaciones no gubernamentales.

Hoy voy a hablar sobre Cargill, su rol en el mundo, y la resistencia que existe en contra de esta gran multinacional. En octubre del año pasado nuestra organización lanzó una campaña en contra de tres grandes empresas de agronegocios norteamericanas, ADM, Bunge, y Cargill. Voy a explicar al final de la presentación un poco más sobre esta campaña.

Introducción

Aunque Cargill es el grupo empresario agrícola y de comercialización de alimentos más poderoso del mundo, pocas personas conocen su papel. A pesar de que Cargill es una empresa norteamericana, con su cuartel en la ciudad de Minneápolis, Estado de Minnesota, la mayoría de los norteamericanos ni conocen quién o qué es Cargill.

Además, Cargill es una empresa privada. El escritor, Brewster Kneen, denominó a Cargill el “Gigante Invisible”. Cargill se fundó en 1865 y desde entonces ha venido creciendo y ampliando sus negocios. Tiene una gran inversión en la empresa Mosaic, una de las más poderosas empresas de fertilizantes del mundo. Cargill es un gran impulsor de las políticas de libre comercio, y su posición está basada firmemente en principios económicos neoliberales. Ellos siempre buscan dónde hacer negocios, y los hacen donde las barreras arancelarias son muy bajas. Por lo tanto, el costo de su producto es más barato, y esto asegura que más gente compra su marca.

Algunos datos más para comprender el alcance de Cargill:

  • En el año fiscal 2007, Cargill declaró ingresos de 88.3 billones de dólares, y ganancias de 2.34 billones de dólares.
  • Es responsable del 25% de toda la exportación de granos de los Estados Unidos.
    Es proveedor de aproximadamente el 22% de la carne que se consume en el mercado doméstico de los Estados Unidos
  • Emplea un poco mas de 158.000 personas en 1.100 localidades de 66 países
  • Cargill es el mayor exportador de productos de Argentina
  • Es el más grande productor de aves en Tailandia.
  • Todos los huevos usados en los McDonald’s en los Estados Unidos han pasado por las plantas de Cargill.

Cargill con problemas alrededor del mundo

En julio de 2005, el Fondo Internacional de Derechos del TrabajoInternational Labor Rights Fund (ILRF) www.laborrights.org/ llevó a juicio a Cargill, Nestlé y Archer Daniels Midland (ADM) ante la Corte Federal de Los Ángeles (California) en representación de un grupo de niños de Malí que fueron traficados desde Malí hasta Costa de Marfil para trabajar forzadamente de doce a catorce horas por día sin sueldo, sin comida, ni paga, y golpes frecuentes. Los 3 niños que representaban a sus compañeros estaban haciéndolo de forma anónima, por el miedo a la venganza de los dueños de los cultivos donde trabajaban. La denuncia implica tráfico, tortura y trabajo esclavo de niños que cultivan y cosechan cocoa para las compañías que importan desde África.
La Fundación de Justicia MedioambientalEnvironmental Justice Foundation (EJF) http://www.ejfoundation.org/ nombra a Cargill como el mayor comprador de algodón de Uzbekistan, que es producido mayormente por trabajadores que no son pagados y a los cuales se les han violado los derechos humanos. Cargill alega que tampoco tiene conocimiento de este caso.
En 2005, Cargill llegó a un acuerdo con el gobierno de los Estados Unidos para pagar 130 millones de dólares como multa por haber subestimado las emisiones tóxicas de sus 27 plantas que procesan maíz, trigo, soja, y otros productos para la alimentación, combustible, y etanol.
En noviembre de 2007, Cargill, uno de los más grandes productores de carne en el mundoCargill Meat Solutions, rama de Cargill responsable para la producción de carne. www.cargillmeatsolutions.com/
anunció que retiraba del mercado más de un millón de libras de carne picada porque había una posible contaminación con la bacteria E. Coli. En octubre de 2007, Cargill tuvo otra vez que retirar más de ochocientas mil libras de carne picada por la misma razón.
En 2008, se ha iniciado un debate sobre la propuesta de Cargill de secar una salina y un humedal, Bay Area Salt Ponds, que existe en la bahía de San Francisco y la población local se opone a esta obra.

La Evolución de Cargill, desde alimentación hacia combustible

El lema de Cargill es: “Alimentando ideas, Alimentado personas”. Por más de un siglo, Cargill estuvo enfrascado en el negocio de la producción, transporte, y comercialización de granos para la alimentación. Pero hoy día, cada vez más se está viendo la tendencia de Cargill a seguir el sendero de los agrocombustibles. Para ellos, los agrocombustibles significan una nueva fuente de ingresos muy importante, el “oro verde”.

Cargill es uno de los más importantes actores en la producción de soja en el mundo y también tiene un gran papel en la producción de palma africana (también conocida como palma aceitera) en Indonesia, y en Papúa Nueva Guinea en el océano Pacífico. La soja y la palma que se cosechan industrialmente, sirven para alimentar el insaciable apetito por “comida chatarra o fast food”, proteína animal, y ahora para los agrocombustibles.

Nuestra organización, Red de Acción por los Bosques, empezó a investigar a Cargill y su papel en la expansión de estos dos cultivos (soja y palma aceitera) hace más de dos años. Nos dimos cuenta que Cargill, en su hambre por hacer crecer su imperio agroindustrial, está operando con total indiferencia hacia el medio ambiente y los derechos humanos.

En Papúa Nueva Guinea, donde Cargill entró hace pocos años, ellos hicieron acuerdos con el gobierno para comprar tierras. Papúa Nueva Guinea es un país donde el 97% de las tierras pertenece a los pueblos originarios, no está aún en manos de grandes empresas ni del gobierno. Pero ahora comienza de pronto mucha deforestación en grandes partes de Papúa Nueva Guinea para hacer espacio para las plantaciones de palma y se están usando agrotóxicos venenosos como el paraquat. Amigos que trabajan en Papúa Nueva Guinea nos han dicho que muchos de los ríos están contaminados y la gente no puede tomar agua de ellos.

En Brasil, Cargill tiene una presencia muy grande, particularmente en la producción de soja. Hace algunos años, Cargill decidió construir un puerto en la ciudad de Santarem en la Amazonía, al lado del río Amazonas. La construcción de este puerto fue totalmente ilegal. Cargill no gestionó los permisos ambientales necesarios para construir el puerto en ese lugar, pero el gobierno de Brasil le ha permitido mantenerlo abierto. Esto a pesar de que la Corte Suprema de Brasil inició un juicio contra Cargill por haber construido el puerto sin los permisos requeridos por la ley. Se han realizado varios estudios que documentan un gran aumento de la deforestación en la región y la aparición de más plantaciones de soja como resultado de la construcción del puerto ilegal de Cargill en Santarem.

Y ahora, Cargill quiere construir otro puerto aquí en Asunción. La cantidad de producción de soja en el Paraguay sigue aumentando y Cargill domina aproximadamente el 40% de la producción total de soja en el país. Muchos grupos aquí en Paraguay han luchado contra la construcción del puerto por razones que incluyen, amenazas a la salud pública, amenaza de contaminación de toda el agua potable que toma mas de 1 millón de personas que viven en la ciudad de Asunción y alrededores, más tráfico y contaminación del aire como resultado del trajinar de los camiones que va a venir al puerto para dejar soja, y destrucción del río Paraguay. Nuestra organización está al lado de todas las asociaciones y grupos de la sociedad civil que han rechazado el nuevo puerto de Cargill (Puerto Unión de Zeballos Cué). No estamos de acuerdo con ese proyecto, y sabemos de los impactos negativos en las comunidades alrededor del sitio, y al medio ambiente. Los posibles impactos también sobre el agua potable de la ciudad son muy evidentes. Cuando nos enteramos de la propuesta para el puerto, nuestra red de activistas mandó más de ochenta mil cartas por email a varias oficinas responsables aquí en Paraguay, registrando nuestra oposición. La salud del ser humano y la protección del medio ambiente tienen que tener prioridad ante los intereses de una multinacional que está enfocada solamente en una cosa, ingresos.

Agronegocios. ¡Defendiendo los bosques, las La Campaña de RAN en contra de Cargill, ADM y Bunge. Campaña Contra los familias agricultoras y nuestro clima!

Este es el nombre de la más reciente campaña emprendida por RAN, que se enfrenta a la agroindustria de los Estados Unidos en vista del papel que está desempeñando en la expansión de plantaciones de poroto de soja y de palma aceitera en toda América del Sur, el Sudeste Asiático y el Pacífico.

Como mencioné antes, el poroto de soja y el aceite de palma están invadiendo ecosistemas tropicales ya amenazados, a un paso acelerado, provocando caos ambiental, contribuyendo al abuso a los derechos humanos e intensificando el cambio climático. Esta invasión la llevan a cabo las gigantescas empresas agrícolas de los Estados Unidos Archer Daniels Midland (ADM), Bunge y Cargill.

La Campaña Contra los Agronegocios en los Bosques Tropicales emprendida por Rainforest Action Network trabaja en defensa de los bosques, de los campesinos y del clima. En alianza con comunidades y organizaciones campesinas afectadas por la expansión de las plantaciones de soja y de palma aceitera, demandamos un cambio de parte de los responsables de la agroindustria de los EE.UU. Exigimos a esas corporaciones que detengan la destrucción ambiental, social y climática que están provocando.

La Campaña Contra los Agronegocios de Rainforest Action Network está logrando un amplio apoyo en los Estados Unidos, a fin de responsabilizar a estas agroindustrias por el daño ocasionado a la gente y al ecosistema. En coordinación con comunidades indígenas, pequeñas familias campesinas y grupos locales de las regiones más afectadas, promovemos las siguientes demandas:

-Detener la deforestación y pérdida de ecosistemas para dar espacio a plantaciones de soja y de palma aceitera.
-Respetar los derechos sobre la tierra. Las comunidades indígenas locales deben otorgar libremente su consentimiento antes de que cualquier actividad industrial se lleve a cabo en sus tierras.

  • Oponerse al trabajo esclavizante. Condiciones justas y seguras para todos los trabajadores.
  • Detener el uso de herbicidas y pesticidas peligrosos.
  • Respetar la soberanía alimentaria y el derecho de las personas a definir su propia alimentación y agricultura.
  • No propagar ni promover el uso de plantaciones modificadas genéticamente.
  • No producir ni promover el uso de agro-combustibles industriales, especialmente los que se producen en ecosistemas tropicales.
  • No violar la ley. Cumplir con todas las leyes ambientales, laborales y agrícolas locales, nacionales e internacionales

Conclusión:

Rainforest Action Network continuará desafiando a las corporaciones norteamericanas que violan los derechos humanos y destruyen el medio ambiente por todo el planeta. Nosotros permaneceremos junto a las comunidades, los militantes y activistas y las ONGs de todo el mundo que estén confrontando a Cargill y otras corporaciones de los agronegocios que están jugando un papel principal en la expansión de los monocultivos de commodities, específicamente los monocultivos de aceite de palma y soja, y están generando graves impactos en la población, el medio ambiente y el clima.

GRACIAS

AdjuntoTamaño
Conferencia Cargill.pdf119.2 KB