Diez verdades en contra de la impunidad en el campo y un llamado a la paz

Comunicado de INECIP-Paraguay

En resguardo de la vida, del medio ambiente, de las iniciativas campesinas de legítima defensa y ante la grave crisis generada por un sector de la sociedad paraguaya y de extranjeros que se enriquecen de un modo ilícito destruyendo el medio ambiente.

Comunicado de INECIP-Paraguay

Diez verdades en contra de la impunidad en el campo y un llamado a la paz.

En resguardo de la vida, del medio ambiente, de las iniciativas campesinas de legítima defensa y ante la grave crisis generada por un sector de la sociedad paraguaya y de extranjeros que se enriquecen de un modo ilícito destruyendo el medio ambiente.

INECIP Paraguay expresa:

1. Fumigar cultivos agromecanizados, sin barrera viva de protección ambiental, en los declives no permitidos, a las distancias no permitidas, contaminando cursos de agua y violando la ley de tantos otros modos, pone en riesgo la vida y la propiedad de campesinos/as. Ya se dieron muertes inocentes. Ya se destruyeron propiedades enteras que servían de sustento a familias empobrecidas y desplazadas por acción de estos abusadores. Son destructores que se auto denominan productores agroindustriales, para encubrir sus ilícitos.
2. Estos "Barones" de la contaminación ambiental , tienen su corazón en las ganancias ilícitas que producen sus delitos. Sus ganancias ilícitas son blanqueadas en sus depósitos bancarios sin que nadie tome medidas. Defienden corporativamente sus intereses egoístas haciéndose pasar por gente honorable. Estas cuentas bancarias están manchadas con la desgracia de la gente y la destrucción de la naturaleza. Tanta codicia y prepotencia no debe quedar sin respuesta en el sistema penal, si somos medianamente serios como país.
3. La impunidad de estos delitos habituales es responsabilidad directa de fiscales/as y policías, de los departamentos donde se dan estos hechos vergonzosos ante los cuales campesinos/as están ejerciendo el derecho a la defensa, parando tractores, impidiendo siembras delictivas, y poniendo en riesgo sus vidas y honor. Recuérdese que la crítica y estigmatización es siempre hacia el pobre en defensa de estos prepotentes que tienen todos los medios masivos para calumniar, difamar, amedrentar y hacer propaganda.
4. La corrupción, ignorancia o connivencia de fiscales/as y/o policías son igualmente dañinas en esta materia y no debe seguir siendo permitida. Requerimos que el Fiscal General del Estado inicie una investigación y lleve al Jurado de Enjuiciamiento , por mal desempeño de sus funciones, a los magistrados/as que resulten responsables de la impunidad y no se den más excusas al respecto. Son delitos fáciles de probar y vergonzosamente impunes. No es necesario ninguna acción previa de la SEAM para que actúe el Ministerio Público, pues configuran el delito de producción de riesgos comunes, previsto en el artículo 203, inc. 4 del CP, entre otros.
5. Debe también investigarse la responsabilidad penal que les pudiere tocar a fiscales/as y/o policías que en cada zafra han visto la perpetración de estos delitos ambientales. No actuaron ante la flagrancia ni con posterioridad y en ocasiones golpearon y mataron a gente que defendía sus derechos y al medio ambiente. Invitamos a leer el informe Chokokue de la CODEHUPY (www.codehupy.org.py.)
6. Aclaramos que muchos de los hechos de protesta y acciones directas de campesinos/as ante la inacción del Estado en la defensa de sus vidas, y del medio ambiente, no son hechos punibles y están amparados por la Constitución Nacional y la ley. El procesamiento indebido de estos defensores de la sociedad constituye persecución de inocentes, impropio de una sociedad y Estado decentes.
7. Recordamos a quienes delinquen hace años, con cada zafra ilegal, que dentro del proceso penal pueden admitir sus delitos, acogerse a la suspensión condicional del proceso o de la pena, reparar el daño y pagar las cuantiosas sumas que deben al pueblo paraguayo en concepto de indemnización evitando la cárcel que es lo que les corresponde como última respuesta al hecho punible que tantas veces perpetraron. Esta atención también deben prestar los que por el uso de sus tierras reciben porcentaje de estas zafras ilegales, ya que se les podría aplicar consecuencias, por sus responsabilidades civiles o penales.
8. Hacemos un llamado a la cordura. Que no se siga envenenando a la gente. Que el Gobierno urgentemente tome medidas eficaces para que campesinos/as no deban verse en obligación de arriesgar sus vidas para proteger sus intereses legales y los intereses superiores del país.
9. Felicitamos al Gobierno de Fernando Lugo por la firmeza que anuncia con que actuará en el cumplimiento de la ley. Recordamos a las autoridades que la indemnización debida por estos supuestos productores agroindustriales en razón de la comisión de sus delitos, son sumas cuantiosas que deben ser destinadas a la reparación de los daños ambientales y pueden ser usados para la compra de tierra y demás inversiones que requiera la Reforma Agraria.
10. Llamamos a la ciudadanía a reflexionar en el compromiso que todos/as debemos tener en el cumplimiento de la Constitución para que la paz, en medio de nuestra conflictividad y divergencia inmanente y sana, reine en la República, de manos de la justicia.

Roque A. Orrego

Director Ejecutivo

INECIP – Py.

Para mayor información, contactar con Abg. Juan Martens - Coodinador del Área de Acceso a la Justicia de INECIP-Py: (0971) 255-775, (0985) 246-228. Abg. Roque A. Orrego – Director Ejecutivo de INECIP-Py: (0991) 700-907.