Tractorazo: Los productores de soja protestan para “paz, securidad y trabajos”

[img_assist|nid=304|title=Tractorazo 15-12-2008|desc=|link=node|align=left|width=150|height=109]

El quince de diciembre los productores de soja en Paraguay organizaron un ‘tractorazo’, una manifestación de tractores para mostrar su miedo a un cambio político y a la reforma agraria. Se podía ver filas largas de máquinas agrarias en algunas de las carreteras. La manifestación no era tan masiva como la esperaban los organizadores. En varios sitios donde era anunciado, el ‘tractorazo’ no se llevó al cabo – como en Gaaguazu en el centro de Paraguay – y el número de assistentes era mucho menor de lo que se esperaba. Se puede ver un video más abajo..

En un comunicado de prensa los organizadores declaraban que el objetivo del tractorazo era ‘un Paraguay seguro, donde todos conviven, respetando la ley, sin excepciones’. La manifestación era apoyada fuertemente por la prensa nacional, los bancos y el multinacional ADM. Otras empresas como Cargill, Dreifus y Trociuk no apoyaban las manifestaciones públicamente.

La movilización es una reacción contra el reciente cambio de gobierno y la resistencia cada vez mayor al ‘modelo soja’. Un nuevo Consejo para la Reforma Agraria era creado por el gobierno de Lugo, excluyendo al sector industrial de soja, muy a su disgusto. Se producían cientos de ocupaciones de tierra por los movimientos de campesinos por todo el país y se realizaban acciones contra las fumigaciones.

Por eso, las organizaciones de la gente sin tierra, los campesinos pequeños y los sindicatos declaraban que el ‘tractorazo’ era sobre todo una declaración en contra del cambio social. “Ellos tienen las máquinas, nosotros la gente”, como dijó uno de los organizadores. “La paz y seguridad que demandan, es una declaración de violencia en contra de aquellos que quieren una Paraguay nueva. Estarán buscando el desarrollo de confrontaciones cuando el gobierno de Lugo no consienta a los intereses de una minoría sobornable”, como explicaban el Frente Social y Popular en una declaración. Para evitar una posible escalada, no convocaban movilizaciones en contra. La única excepción era el distrito de San Pedro, donde no había grandes tractorazos, pero donde miles de personas marchaban para la justicia social.

Son solamente cuatro meses que el nuevo gobierno está en poder y ahora ha venido el momento para los cambios reales a que la gran mayoría de este país ha estado esperando desde hace mucho tiempo. “Reforma agraria, urgente y necesaria“ es la reivindicación que se puede oír en todo el país. De septiembre a diciembre es la temporada para plantar la soja y las organizaciones de la gente sin tierra y los campesinos pequeños han mostrado su determinación para forzar un cambio por medio de la ocupación de terrenos de los latifundistas.

Este provoca un miedo entre las clases más altas de la sociedad de perder parte de su poder. En este marco, el ‘tractorazo’ es una demanda de parar las reformas agrarias y otras formas de cambio.