conflictos de la tierra

El mundo al reves: Proteccion policial para oficales de reforma agraria en Canindeyu, Paraguay

[img_assist|nid=317|desc=Protecion polical para oficales del INDERT, 21-01-09|link=node|align=left|width=180|height=130]21 de Enero de 2009 - Colonia San Juan, Puente Kyjha, Canindeyu

Cerca de la frontera con Brasil, en la provincia de Canindeyu, encontramos ‘la sojalandia por completo’, o, digamos, uno de los centros de la destrucción por la soja. Esta transformación completa en una zona de agricultura industrial sucedió en un plazo de solamente diez años.

Como en muchos otros sitios en Paraguay, el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT) fue, hasta hace poco, profundamente sobornable. En principio se asignaron muchas tierras de cultivo a familias sin tierra, pero después se vendieron estas mismas tierras a agricultores brasileños de soja. El mismo pasó en Colonia San Juan, cerca de la ciudad de Puente Kyjha. En esta comunidad se asignaron 8000 de hectáreas de terreno a familias sin tierra, pero después de seis meses fueron expulsadas ya que se revendió la tierra a los latifundistas.

Testimonios sobre represión y violencia en Tacuatí, San Pedro

Después de un incendio provocado en una comisaría de la policía en Tacuati, San Pedro, en Paraguay al dia 31 de diciembre, mandaron a una fuerza grande de militares y policía a esta región. Esto provocó un gran miedo entre la población, unos cuantos campesinos fueron asesinados, a otros dispararon o fueron maltratados en diferentes formas.
Abajo encuentras dos videos conteniendo testimonios de los víctimas de crímenes cometidos por el ejército y la policía que ahora están estacionados en San Pedro.

Reforma Agraria en Nueva Germania (San Pedro) - unos pasos adelante en la lucha por la tierra

[img_assist|nid=305|desc=Marcha en Nueva Germania 11-12-08|link=node|align=left|width=150|height=113]Los sin tierra y los campesinos pequeños, unidos en la ‘Coordinadora Distrital Sin Tierra de Nueva Germania’ luchan por obtener unas tierras en la comunidad de Oñondivepá y evitar que éstas sean deforestadas y se conviertan en un desierto de soja. Ahora parece que la lucha de ocho años va a tener resultados. Vease abajo para el vídeo (partes uno y dos) sobre este acontecimiento.

Distribuir contenido